Test de Audición para Niños:

 

¿De qué tipos de test se trata?

Una evaluación audiológica puede ayudar a determinar si hay una pérdida auditiva en uno de los opidos o en ambos en frecuencias (tonos) críticas para el desarrollo del habla y el lenguaje, y si la pérdida auditiva es conductiva o sensorial.

Evaluación auditiva exhaustiva

Un audioprotesista con experiencia en el trabajo con niños pequeños completará una evaluación auditiva en profundidad. Los resultados de la prueba se registran en un audiograma, un gráfico de resultados audiométricos. Se utilizan para determinar el tipo de desorden auditivo y si los audífonos son necesarios. El médico determina si es necesario un tratamiento médico o quirúrgico en función de los resultados audiométricos y del examen otológico.

Audiometría de reflejo condicionado

La audiometría de reflejo condicionado normalmente precisa que el niño responda de algún modo (verbalmente, señalando un dibujo, levantando la mano o a través de un «juego») a sonidos suaves producidos por un audiómetro. Este tipo de tests es normalmente adecuado para los tres años. Para niños de menos edad, a partir de los seis meses, pueden utilizarse de forma muy precisa otros tests de audiometría de reflejo condicionado que refuercen la respuesta del bebé a los sonidos del test mediante un muñeco animado.

Estos tests normalmente precisan que el niño responda a sonidos suaves de alguna manera (verbalmente, señalando un dibujo, levantando la mano o a través de un «juego»). Estos tests pueden ser divertidos para los bebés y niños pequeños, y la respuesta a una señal del test mediante un giro de cabeza es el mejor método y el más fiable.

Potenciales auditivos de tronco cerebral

Para los recién nacidos o bebés y niños que no pueden realizar audiometrías de reflejo condicionado, existen otros tests más objetivos, como los potenciales auditivos de tronco cerebral, que ayudan a determinar la capacidad auditiva. Los clics o «pips» tonales se escuchan a través de unos auriculares para niños. Los potenciales auditivos de tronco cerebral proporcionan información sobre el funcionamiento del conducto auditivo hasta el nivel del tronco cerebral. La respuesta a los clics o tonos se registran, lo que proporciona una estimación de la sensibilidad auditiva.

Emisiones otoacústicas

Estos tests proporcionan un método único para examinar el funcionamiento de la cóclea. Los sonidos se envían a través del oído del niño mediante un pequeño altavoz. Un micrófono registra la respuesta al sonido procedente de la cóclea (conocida como una emisión). Esto proporciona información valiosa sobre las células ciliadas sensoriales de la cóclea.

Timpanometría (test de impedancia acústica)

Este test ayuda a determinar si el tímpano y el oído medio funcionan correctamente. Se aplica una ligera ráfaga de aire al oído del niño y se registra el movimiento del tímpano que provoca el cambio en la presión del aire. Si el tímpano no se mueve, por ejemplo, podría significar que hay fluido detrás de él y es posible que exista una otitis media serosa.

Audiometría con refuerzo visual

Este procedimiento se utiliza en niños de entre seis meses y dos años, o en niños a los que les resulta difícil realizar tests. Mediante esta técnica los sonidos se presentan a través de unos cascos o un altavoz. Los niños pequeños aprenden a girarse hacia un muñeco animado o vídeo como refuerzo cada vez que escuchan un sonido. Este tipo de test proporciona información sobre la audición del niño en ambos oídos a través de un audiograma.

Audiometría condicionada por juego

Los niños pequeños y preescolares se someten a tests de audiometría condicionada por juego. Este test utiliza el juego cada vez que se escucha un sonido. Un ejemplo es hacer que el niño suelte un bloque en un cubo cuando escuche un sonido. Los sonidos los recibe normalmente a través de unos auriculares y los resultados se plasman en un audiograma. Al igual que en la audiometría con refuerzo visual, es posible obtener información sobre la audición del niño en diferentes tonos en ambos oídos.

Audiometría de tono puro

Esta técnica se utiliza con niños mayores. A los niños se les indica que pulsen un botón o levanten la mano cuando escuchen un sonido a través de los cascos, auriculares o altavoces (en caso de una infección de oído) y esto se conoce como audiometría en campo sonoro.

Tests de discriminación del habla

Cuando existe una pérdida auditiva, es importante determinar la capacidad de entendimiento del habla del niño en diferentes ambientes sonoros. La discriminación del habla comprueba la capacidad del niño para escuchar palabras en distintos niveles sonoros. Existen diversos tests para niños de tres años en adelante.

Agradecimientos

Phonak agradece el permiso y la asistencia de las siguientes organizaciones por su visión experta en esta parte de nuestra web

The Better Hearing Institute
The Infant Hearing Guide