¿Con qué frecuencia muestran los pacientes APD?

Se estima que del 3 al 5% de todos los niños tienen APD. Además, es dos veces más frecuente en chicos que en chicas.

¿Qué causa APD?

Los desórdenes del procesamiento auditivo pueden ser congénitos (de nacimiento) o adquiridos. Pueden resultar de infecciones prolongadas del oído medio y lesiones en la cabeza que provoquen dificultades con el sistema nervioso central, lo que afecta al procesamiento de la información auditiva. Las causas subyacentes de APD, sin embargo, siguen siendo desconocidas.

¿Qué características tienen las personas con APD?

Las personas con APD tienen dificultades con uno o varios de los siguientes aspectos:

1. Localización del sonido: para alguien con APD, puede resultar difícil decir si un sonido proviene de la izquierda, de la derecha o del centro.

2. Discriminación del sonido: puede resultarles difícil, por ejemplo,distinguir la diferencia en la audición entre pan, dan, van y fan.

3. Reconocimiento de patrones: puede ser difícil apreciar los distintos énfasis entre frases como:
Quiero conducir hasta Madrid mañana (es decir, el orador realmenteprefiere conducir a volar)
Quiero conducir hasta Madrid mañana (el orador no quiere viajar hoy).
4. Aspectos temporales de la escucha: las personas con APD pueden encontrar dificultades para discernir entre limonada y milonada, casar y sacar, reserva y reversa, etc.
5. Comprensión verbal en situaciones con ruido ambiental: aunque las personas con APD no suelen tener problemas en lugares tranquilos, el ruido del ambiente puede plantearles una situación problemática. Este problema puede suponer una dificultad, por ejemplo, para el aprendizaje en colegios o para situaciones sociales o en grupo.
Las personas con APD tienen problemas para prestar atención a la información que se les presenta de forma oral (hablada) y para recordarla; en su lugar, procesan mejor la información adquirida de forma visual. Suele costarles seguir instrucciones habladas de varios pasos, ya que prefieren oír sólo un comando cada vez.

Las personas con APD pueden parecer tener malas habilidades de escucha; la mayoría parece sufrir pérdida auditiva. También puede parecer que procesan la información con lentitud, y es posible que eviten lugares con ruidos del ambiente o intensos como restaurantes, cines y otras situaciones sociales. Pueden mostrar, además, problemas de comportamiento.

¿Cómo se puede diagnosticar el APD?

El APD es difícil de detectar y diagnosticar, y en ocasiones se diagnostica incorrectamente como ADD/ADHD, síndrome de Asperger u otras formas de autismo. Sin embargo, también es posible padecer APD junto con una de estas enfermedades.
Es recomendable que cualquier posible caso de APD sea evaluado y diagnosticado por un equipo de evaluación multidisciplinar compuesto por un audioprotesista, un anatomopatólogo del habla y el lenguaje, un psicólogo educativo y un otorrinolaringólogo. Haga una cita con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *